Seguir por Email

lunes, 20 de febrero de 2017

Científicas

Hoy, 20 de febrero, no pensaba hacer entrada para el blog.
A pesar de ser un precioso lunes, sostenido de nubes y luz dulce, como invitando a recordar...
Pero, precisamente eso es lo que hice: 
tal día como hoy, en 1972, nos dejaba María Goeppert-Mayer.


Seguramente pocos medios recojan entre sus líneas a esta física teórica estadounidense, de origen alemán, aun cuando fue flamante ganadora del Premio Nobel de Física, en 1963. La segunda mujer galardonada con el mismo. La primera fue Marie Curie.

Gracias a la larga tradición académica de su familia paterna, María estuvo rodeada desde muy joven de grandes intelectuales y científicos. Con su esfuerzo, inteligencia y tesón, no desaprovechó sus oportunidades.

Avanzada a su tiempo (y al de ahora: las científicas siguen sin gozar del reconocimiento que merecen), desarrolló la mayor parte de su carrera de manera voluntaria. No lograría un puesto remunerado por su labor, a tiempo completo, hasta cumplir los 53 años.

Cuatro años más tarde de alcanzarlo, recibiría el nobel de física junto al alemán Johannes Hans Daniel Jensen, por sus descubrimientos sobre la estructura de las capas nuclear.

¿Sabes cómo encabezaron la noticia algunos periódicos?

"Una madre de la Jolla gana el premio Nobel"... 

¿Crees que lo anunciarían igual si hubiese sido un hombre?
¿Cuántas mujeres Nobel conoces?
¿Cuántas científicas?

Visibilizar es hacernos presentes

martes, 14 de febrero de 2017

Amor y Días

¿Cómo celebraréis hoy el Día de los enamorados (y enamoradas)? 


¿Reservasteis ya esa cena especial?
¿Abrazados, leeréis ese libro?
¿Tenéis ensayado el baile en el salón al dormirse l@s pequeñ@s?
¿Viajaréis por la suma de vuestros días?
¿Iréis a cualquier lugar? ¿o a alguna parte?

Os deseo que disfrutéis de sonrisas y amor, hoy y siempre...


La festividad de San Valentín, lleva celebrándose desde el año 494 d.C., cuando el papa Gelasio I instauró esta fecha católica con el objetivo de imponerla sobre la fiesta pagana de las Lupercales.

Las Lupercales eran una fiesta pagana celebrada en la Antigua Roma cada 15 de febrero, en honor a Lupercus, protector de los pastores y sus rebaños.

Los festejos iniciaban en la Lupercal, la gruta donde, según la leyenda, Rómulo y Rema habían sido amamantados por una loba, tras haber sido abandonados por su familia en un río. Gracias al animal, lograron salvarse y fundarían, años más tarde, la ciudad de Roma.

Desde esta supuesta cueva se iniciaban las Lupercales, de manos de un sacerdote que se encargaba de sacrificar un carnero a Fauno, el dios de la naturaleza. 

Con el mismo cuchillo, se impregnaba de sangre la cara a dos jóvenes, los "lupercos", que iniciaban un recorrido por la ciudad, a toda carrera, en el que iban dando latigazos a quienes quisiesen. Se consideraba que estos latigazos eran símbolo de buena fortuna y que contribuían a mejorar la fecundidad...  

Algunas voces sostienen que se trataba de un rito de iniciación sexual para jóvenes... 


¡Buena semana!
¡Amorosa celebración!